Funcionarios reciben actualización en materia de disciplina financiera

Curso                    

01 de Julio 2017


El Instituto Mexicano de Contadores Públicos capacitó a personal de municipios y gobierno del estado sobre los nuevos parámetros para la adquisición de deuda, que dan transparencia y certidumbre a las finanzas municipales y estatales

Funcionarios municipales y estatales de las áreas de finanzas y contraloría, respectivamente, tomaron el curso Ley de Disciplina Financiera para Entidades Federales y Municipales, que impartió el Doctor en Administración Pública, Manuel Sánchez López.

         En el auditorio “Jesús Sibilla Zurita”, de Palacio Municipal, con el objeto de actualizar y capacitar mejor al personal que labora en las áreas de Finanzas y de la Contraloría de ambos niveles de gobierno, Sánchez López pormenorizó los efectos que tiene la recién aprobada Ley de Disciplina Financiera, que entre otras cosas viene a regular en todo el país la forma en que las instituciones gubernamentales deben endeudarse con la banca comercial de primer piso.

         Subrayó que el nuevo formato cambió la manera de endeudarse por parte de las instancias ejecutivas de los tres niveles de gobierno, puesto que existían diferencias para la adquisición de deuda, la que finalmente compromete las finanzas públicas. “Ahora se obliga a los funcionarios a realizar este procedimiento de manera transparente y responsable”, señaló.

         Ante decenas de funcionarios especialistas en finanzas públicas de la Dirección de Finanzas, de la Dirección de Administración, de la Contraloría municipal y estatal, el doctor en administración pública explicó que la nueva Ley de Disciplina Financiera, además toca temas de estadística financiera y flujo de capital y por primera vez establece la proyección financiera, para dar certidumbre hacia dónde se dirige la administración pública.

         “Esto se da ante la necesidad de generar información confiable, porque la diversidad de formatos de deuda de las diferentes entidades federativas, no generaban confianza. Todo lo anterior hace confluir la información y ordenarla para que los requerimientos de endeudamiento sean transparentes. De tal forma que en los cambios de gobierno durante el proceso de entrega recepción se cuente con información veraz y  no se tengan sorpresas de que se encuentren en los cajones documentación que acredite deuda no informada”, dijo el especialista, quien también es presidente de la Comisión de Contabilidad Municipal del “Instituto Mexicano de Contadores Públicos”.

         Esta nueva ley impacta en la conformación de los planes y programas de ingresos y egresos, indicó Sánchez López, puesto que aun cuando se tenga en tiempo real la información financiera, el ejercicio del cargo ejecutivo implicará ajustes sobre la marcha de una administración.

         Señaló también que la deuda no la adquiere un presidente municipal, por citar un caso, sino la institución y por lo tanto se tiene que cuidar siempre las formas legales, desde la conformación del quorum del Cabildo para la discusión hasta la aprobación en su caso de la deuda municipal.