Aprueba Cabildo de Centro instancias para investigar y sustanciar actos de corrupción

CABILDO 5


El cuerpo edilicio hizo modificaciones al Reglamento de la Administración Pública de Centro, específicamente en la Contraloría Municipal, para incorporar disposiciones del  Sistema Nacional Anticorrupción

De manera unánime en sesión ordinaria, el Cabildo de Centro aprobó la modificación al Reglamento de la Administración Pública del municipio, con el fin de dar cumplimiento a las nuevas disposiciones jurídicas de la Ley General de Responsabilidades Administrativas que se establecen dentro del marco del Sistema Nacional Anticorrupción.

La modificación del Reglamento de la Administración Pública del municipio de Centro, consiste en la creación de dos unidades dentro de la Contraloría municipal, las de Investigación Administrativa y Substanciación, las cuales quedarán establecidas en el artículo 134 y subsecuentes del mencionado reglamento.

Por lo que a partir de la aprobación, la Subdirección de Auditoría Institucional, será la Subdirección de Auditoría Institucional e Investigación Administrativa, mientras que la Subdirección de Normatividad y Procesos Administrativos, ahora será la Subdirección de Normatividad, Substanciación y Procesos Administrativos.

Cabe señalar que esta modificación al Reglamento de la Administración Pública del Municipio de Centro, tiene como finalidad la distribución de competencias para establecer las responsabilidades administrativas de los servidores públicos, sus obligaciones, las sanciones aplicables por los actos u omisiones en que estos incurran, así como las relativas a los particulares vinculados con faltas administrativas graves, así como los procedimientos para su respectiva aplicación.

De tal manera, al crear las dos unidades en instancias separadas, existe la certeza de que será una de ellas la que realice la investigación administrativa y otra la encargada de la substanciación, evitando conflictos.

Estos cambios, de acuerdo con el contralor municipal, Ricardo Urrutia Díaz, se realizan para estar en concordancia con el Sistema Nacional Anticorrupción y se cuente de manera interna con la estructura orgánica que prevenga, audite, investigue, substancie y sancione las faltas administrativas o prácticas de corrupción en el que incurran servidores públicos del Ayuntamiento.