Presenta Gaudiano la campaña Choco Échale Coco, tirar basura tiene consecuencias

choco echale coco


El edil de Centro aseguró que esta campaña de concientización vendrá acompañada de botes de basura verdes, publicidad y contenedores de basura en puntos claves de la ciudad para evitar obstrucciones de alcantarillas cuando lleguen las lluvias

En prevención por temporada de lluvias y para evitar anegamientos que afecten el patrimonio de los habitantes, el alcalde de Centro, Gerardo Gaudiano Rovirosa, presentó este lunes la campaña Choco Échale Coco, tirar basura tiene consecuencias, a fin de lograr un municipio más limpio y protegido, “con cárcamos que desalojen agua, no basura; con alcantarillas donde fluya el agua, no donde se estanque, y que en definitiva nos dé la oportunidad de tener una mejor calidad de vida”.

En rueda de prensa en el salón Villahermosa, de Palacio Municipal, acompañado del vocero y coordinador de Relaciones Institucionales, Oswald Lara Borges; Emiliano Barceló Monroy, secretario Técnico y Nicolás Mollinedo, coordinador de Servicios Municipales del Ayuntamiento de Centro, el primer regidor dio a conocer que esta estrategia que ahora inicia, es con el fin de educarnos todos, en nuestra responsabilidad ciudadana en materia de manejo de residuos.

          “En Villahermosa hemos sufrido constantemente por las inundaciones y un factor importante para que esto suceda ha sido la basura que encontramos en los sistemas de desalojo de aguas pluviales”, reconoció, señalando que el principal generador de basura es el ciudadano mismo.

Esta campaña de concientización, confirmó Gerardo Gaudiano, vendrá acompañada de botes de basura verdes, publicidad y contenedores de basura en puntos claves de la ciudad. “Representa un paso más para apoyarnos en la limpieza urbana, en cuidar nuestros espacios públicos y a su vez evitar todos los problemas de obstrucciones de coladeras y alcantarillas tapadas cuando lleguen las lluvias”, remarcó.

Informó que tan solo de los cárcamos se recogen 518 toneladas de basura por día, unos 7 mil metros cúbicos al mes; a manera de ejemplo, planteó como patrón la cancha de fútbol del Estadio Azteca, la cual mide 68 por 105 metros, es decir, 7 mil 140 metros cuadrados “y con lo que se extrae al mes nada más de los cárcamos, se podría cubrir toda la cancha del estadio con un metro de altura de pura basura”.

El edil convocó a disminuir estos factores de riesgo, “es necesario que todos hagamos nuestra parte, tenemos que vivir en un Centro limpio y debemos proteger y conservar el paisaje natural de nuestra comunidad; evitar esas montañas de basura que no solo influyen en nuestra imagen urbana, sino perjudica nuestro drenaje y las vías naturales que sacan el agua en la temporada de lluvia”.

Precisó que también la campaña Choco Échale Coco, tirar basura tiene consecuencias, pretende adoptar hábitos de consumo más sustentables que generen menos residuos sólidos, buscar, utilizar y reciclar esos materiales.